Caso nº3 de 2023

TERAPIA DE VACÍO EN HERIDAS QUIRÚRGICAS COMPLEJAS

Caso Cerrado

Autores:  

Alicia Ferrer Martínez, Hospital Universitario de Getafe

Allende García Sierra, Hospital Universitario de Getafe

Ana Isabel Ruiz Espinosa, Hospital Universitario de Getafe

Cristina Gutiérrez Dea, Hospital Universitario de Getafe

Marta González Bocanegra, Hospital Universitario de Getafe

  • RESUMEN
  • INTRODUCCIÓN
  • CASO CLÍNICO
  • PREGUNTA 1
  • PREGUNTA 2
  • PREGUNTA 3
  • PREGUNTA 4
  • PREGUNTA 5
  • DISCUSIÓN
  • CONCLUSIÓN
  • BIBLIOGRAFÍA

Pregunta 1: Con respecto a las contraindicaciones de la terapia de presión negativa ¿cuál de las siguientes es una CONTRAINDICACIÓN absoluta?

Respuesta correcta c. La existencia de tejido tumoral es una contraindicación absoluta (4) del uso de dicha terapia, ya que fomentaría su crecimiento y la propagación tumoral. El uso de la terapia de presión negativa está indicada en heridas quirúrgicas infectadas, siempre y cuando tengan un buen control sistémico con antibioterapia, no siendo sustituta de la misma y siendo ineficaz para el control de la infección sistémica por si sola (5). Las otras respuestas son contraindicaciones relativas, por lo que la terapia de vacío sí se podría utilizar individualizando cada caso. Por ejemplo, en el caso de heridas con exposición de estructuras vitales, existe un aumento del riesgo de erosión, con la posible aparición de fístulas intraabdominales, perforación de víscera hueca o hemorragia (4, 5), por lo que se debe utilizar con precaución la terapia de vacío y emplear esponjas adaptadas a este tipo de casos como como la esponja tipo WhiteFoam (5) u otras terapias.

Pregunta 2: Con respecto a los mecanismos terapéuticos de la terapia de presión negativa, señale la respuesta INCORRECTA

Respuesta correcta a. La terapia de vacío mantiene el ambiente húmedo y disminuye la colonización bacteriana. Además, disminuye el edema tisular, causa de disrupción del proceso natural de cicatrización de las heridas, equilibrando el microambiente y favoreciendo la aparición de tejido de granulación. También, mediante la inducción de hipoxia tisular, promueve la llegada de factores de crecimiento vascular (5) a la herida y, por consiguiente, la angiogénesis.

Toda aquella herida quirúrgica que no cicatriza de manera crónica, o que está en riesgo de no hacerlo (herida traumática, quemaduras de espesor parcial) (4, 5, 6), tiene indicación de iniciar la terapia de presión negativa. Existen múltiples modalidades de uso, con presiones continuas o intermitentes, incluyendo la opción de instilación de soluciones tópicas (suero fisiológico hipertónico, antibiótico), para optimizar y mejorar dicha terapia (7).


Mecanismo funcionamiento terapia de vacío.

Pregunta 3: ¿Qué material NO necesitaría para la colocación de un sistema de terapia de vacío?

Respuesta correcta b. Las presiones óptimas para el uso de la terapia vacío varían en función del tipo de herida que tratemos. Para heridas traumáticas, quemaduras de espesor parcial, heridas dehiscentes y úlceras por presión, se utilizara presiones entre 125 – 175 mmHg. Sin embargo, si la utilizamos en injertos mallados o a nivel de tejido de granulación sobre paquete intestinal, la presión deberá ser menor, entre 75 – 125 mmHg (5).

Para colocar el sistema (5) se debe realizar en condiciones asepsia. Se debe recortar la esponja con bisturí o tijera estéril, teniendo en cuenta que el tamaño de la esponja debe ser discretamente menor al de la herida, para favorecer el crecimiento del tejido de granulación alrededor de la misma. Posteriormente se introduce en la herida y se fija al abdomen mediante los apósitos estériles, reforzando los laterales con nuevos apósitos de menor tamaño. Se debe realizar una incisión en la región central e inferior de la esponja de aproximadamente 2 x 2 cm, donde se coloca el tubo conector. Se realiza la conexión del tubo conector al recolector para la recogida del material exudativo de la herida. Si se ha realizado correctamente, al encender la máquina e iniciar la terapia de vacío, la esponja tendrá mayor consistencia y se hará un sellado perfecto de la herida.





Componentes terapia de vacío: esponja, puerto de silicona y lámina adhesiva (imagen izquierda), equipo terapia de vacío (imagen centro) y canister (imagen derecha) (8)

Pregunta 4: ¿Cuándo estaría indicado terminar el tratamiento con la terapia de vacío?

Respuesta correcta d. La terapia de vacío no tiene duración establecida. La retirada de la terapia estará indicada cuando la herida esté cerrada completamente o cuando dicho cierre sea abordable quirúrgicamente. Por tanto, el tiempo de utilización de la terapia es variable, siendo el tiempo medio habitual entre 4 – 6 semanas (4). En las heridas con datos de infección será necesario el control inicial del foco con antibioterapia dirigida, ya que la terapia de presión negativa no previene la diseminación sistémica de la infección si el foco infeccioso no está controlado, como hemos comentado anteriormente.

Pregunta 5: ¿En qué caso estaría indicada la utilización de esponja de poliuretano con plata metálica integrada?

Respuesta correcta d. La esponja recubierta de plata metálica proporciona un efecto bactericida y crea una barrera protectora contra infecciones bacterianas (4). El resto de opciones son indicaciones para la utilización de otro tipo de esponjas compuestas de poliuretano o de alcohol de polivinilo, como se explicará en la discusión.

ASOCIACIÓN MADRILEÑA DE CIRUJANOS
Calle Castelló,128 7ªplanta | 28006 Madrid (SPAIN)
T. +34 913836000 ext. 5137
Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

© AMC | Todos los derechos reservados | AVISO LEGAL|Política de Privacidad|Política de Cookies